Teoría 3: veneno y bacterias a la vez

Hasta hace poco se tenía la certeza que el Dragón de Komodo era el superpredador más peligroso de su hábitat porque mataba a sus presas únicamente con las bacterias que se encuentran en su boca; sin embargo, nuevos estudios han revelado que en su composición glandular se encuentran un par que son venenosas, y que al morder el veneno entra en contacto con el torrente sanguíneo de su presa ocasionando su muerte. Estos nuevos descubrimientos han provocado polémica entre los especialistas de la materia.

teoria 3El biólogo Kurt Schwenk, científico de la Universidad de Connecticut asegura que el hecho que el dragón de Komodo tenga un par de glándulas venenosas no influye en la muerte que este provoca en sus presas, él asegura que la contusión de la mordedura por sus dientes aserrados unido a la gran cantidad de bacterias que éste les trasmite a sus presas son suficientes para generarles la muerte.

Por su parte, el doctor Stephen Wroe de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, gracias al nuevo hallazgo sostiene que “La teoría de que el Komodo mata a sus presas mediante las bacterias de su boca está equivocada”. La nueva tesis que habla sobre el veneno del dragón de Komodo se encuentra publicado en Las Actas de la Academia Nacional de Ciencias y Wroe es uno de los autores. Aquí se expone que la verdadera peligrosidad de estos animales se encuentra en el veneno y no en sus bacterias, ya que la mayoría de ellas dependen del grado de descomposición de los alimentos que este ingiere, es decir, mientras más descompuesta está la carne más bacterias se quedan en la boca del Komodo y viceversa.

En este caso, los estudios que se le hicieron a las proteínas tóxicas encontradas en las glándulas venenosas muestran que entre sus capacidades está la inhibición de la coagulación sanguínea, por ende, se reduce la presión arterial al mismo tiempo que se ensanchan los vasos, generando una conmoción en el organismo de sus víctimas, provocando la muerte. El trabajo del veneno empieza después de la mordedura, pues es el momento en el que el Komodo inyecta su veneno.

En lo que coinciden ambas teorías es en la gran mordedura que realiza el Komodo, aunque en su mandíbula no hay tanta fuerza (comparada con su tamaño), si es bastante grande lo que le permite hacer una herida bastante profunda, ahora si la muerte la produce el veneno o las bacterias es una disyuntiva difícil de comprar en un 100%, pues a pesar de ser cierto la existencia del veneno y se ser comparado con el de varias serpientes inclusive con el monstruo de Gila, también es cierto que la infección ocasionada por las bacterias es generalizada y muy fuerte.

Ambas hipótesis pueden tener razón pues al fin y al cabo las presas igual se desangran y es la verdad de sus muertes, bien sea por la simple mordedura o por la falta de coagulación gracias a los efectos del veneno mortal.

Una respuesta

  1. Amber October 25, 2016

Envía una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR