Los bellos Agapornis

A pesar de que en este, nuestro blog, apenas hemos hablado de algo diferente a los dragones de komodo, para poder darle más vida, hemos decidido que a partir de ahora hablaremos de otros muchos seres vivos que nos apasionan.  Ya que si, los dragones de komodo, son fantásticos y desde que hicimos aquel viaje a la isla de komodo tienen un pequeño trocito de nuestro corazón, pero también nos encantan otros muchos animales que hemos ido conociendo a través de nuestros viajes por el mundo.

En este caso vamos a hablar sobre el Agapornis, ese increíble y preciosa ave.

¿Quieres saber más sobre ellos?

Los Agapornis son unas pequeñas aves pertenecientes a la familia Psittaculide, las cuales son provenientes del continente africano. También son conocidos como “inseparables” dado a sus fuertes vínculos de pareja donde el macho y la hembra pasan mucho tiempo juntos.

La palabra Agapornis es de origen griego y significa justamente, “pájaro del amor“. Según la leyenda, estos pájaros son monogámicos, es decir, eligen una única pareja de la que son inseparables hasta que uno de ellos muere.

Este pequeño espécimen suele presentar un tamaño que oscila entre los 13 a los 16 cm y se alimentan de semillas, frutas y yemas. Por lo general viven de 10 a 15 años. Como forma de convivencia, cinco de sus miembros se encargan de construir su nido en las ramas de los árboles en lugar de cavidades.

Una belleza ejemplaragapornis inseparables

Una de las características más resaltantes del Agapornis, es que se trata de un ave de bellas tonalidades y un color rosado en las plumas de su cabeza, por lo que también se le conoce como “cara de melocotón”.

Habitualmente, presentan plumas verdes en todo su cuerpo salvo su cabeza. Este tipo de plumaje es el más común, aunque existen especies con otras variedades de colores y diferentes tonos.

Entre algunas de las especies más conocidas se encuentran el Agapornis roseicollis, nigrigenis, personata, taranta, cana, swinderniana, pullaria, fischeri y lilianae.

Dado a sus pequeñas dimensiones y su exuberante armonía en su plumaje, se convierten en el complemente perfecto para contagiar de alegría a cualquier hogar, ya que esta especie bien domesticada bajo las condiciones adecuadas, puede llegar a convertirse en un compañero ideal.

Por otra parte, existe un aspecto bastante curioso y es que a pesar que tienen la capacidad de emitir varios sonidos por imitación no pueden hablar como los loros.

Origen del Agapornis

Este ejemplar tiene sus raíces en el sur de África, de la zona más próxima al desierto de Namibia. Razón por la cual se trata de un ave acostumbrada a vivir en un medio caluroso. Sin embargo, suelen adaptarse a cualquier temperatura.

A pesar de que todos los Agapornis provienen de África, existe una de las especies llamada, la cana, que es originaria de la Isla de Madagascar. Estas viven en una extensa región ubicada en la costa occidental de Sudáfrica.

Algunos expertos aseguran, que el Agapornis fue descubierto en el año 1793, sin embargo, su llegada al continente europeo tiene su registro en 1860.

Puedes conseguir más información de esta bella ave en el blog de avifischeri, allí nosotros hemos consultado cualquier duda que nos ha ido surgiendo sobre ellos.

Envía una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies